Campaña de Recolección de Papel para Reciclaje

INTEC-Ecológico ha organizado una campaña de recolección de papel usado para el reciclaje. Ésta comenzó el martes 11 de enero y se extendió hasta el miércoles 19 de enero. La campaña estaba dirigida a toda la comunidad inteciana. La justificación de esta actividad es que en la universidad se consume a diario mucho papel, en fotocopias, folletos, informes, etc. Este papel será en algún momento desechado; para que éste no vaya a engrosar la enorme cantidad de desechos sólidos en los vertederos se usará para el reciclaje. Papel Sido, S.A. se encargará de transformar el papel usado recolectado en papel crepé (de colmado).

Además, esta campaña busca ser una chispa para un programa de reciclaje de desechos sólidos en el Instituto Tecnológico de Santo Domingo. Este programa continuo incluiría la reducción del uso de papel, la generalización de la práctica actual en las oficinas administrativas de reutilización de papel y el reciclaje.

 

Reciclaje de papel

 

Se volverá a realizar la campaña de recolección de papel para el reciclaje en el próximo período de clases (Febrero-Abril 2011).

Referencias:

1. VAL. Consejos rápidos para reciclar papel. Disponible en: http://www.dforceblog.com/2009/08/13/consejos-rapidos-para-reciclar-papel/.

 

¿Qué peligra: el Planeta Tierra o la Humanidad?

Por Iván Salcedo.

Desde el inicio de un proceso de industrialización extensiva, denotado por la Segunda Guerra Mundial, científicos iniciaron a notar cambios trascendentales en los componentes de la atmósfera. Estos cambios proyectados al futuro indicaban que las condiciones atmosféricas, oceanográficas e hidrológicas serían preocupantemente diferentes para los inicios del siglo XX.

Esos continuos cambios superficiales, que son proyectados en la actualidad hasta los años 2050 y 2100, son de una ocurrencia tangible e ineludible y han sido más que evidentes ante los ojos del mundo por sus consecuencias cada vez más desastrosas. Esto indiscutiblemente ha despertado el interés de la comunidad científica global, de algunos de los gobernantes de los países del mundo y de activistas ecologistas mancomunados en organizaciones de carácter local e internacional.

A consecuencia de ello se ha estado suscitando algo que podría denominarse como un enfoque erróneo de la problemática del cambio climático en términos globales. Muchas de estos científicos y organizaciones ecologistas están argumentando que el Planeta Tierra, en su absoluta complejidad, está en peligro y esto no es del todo cierto. El planeta no está en efectivo peligro, un hecho que es probable científicamente, y en cambio, quienes estarían verdaderamente en peligro, serían la humanidad y las especies dependientes a esta.

¿Por qué razón la Tierra no está en peligro?

Al través del tiempo la Tierra ha sido víctima de procesos bastante conflictivos. Durante los últimos cuatro mil quinientos millones de años de historia terrícola se han registrado catastróficos eventos como la extinción masiva de casi la totalidad de las especies orgánicas, impactos de meteoritos y cometas cuyos diámetros han sido superiores al kilómetro de longitud, ciclos volcánicos y sísmicos intensos, el reverso absoluto de los polos magnéticos de la tierra e intensas y erráticas edades de hielo. Unos eventos sumamente catastróficos que, únicamente en circunstancias y contextos extraordinarios, podrían ser comparados en magnitud con el posible impacto de la industrialización humana.

La capacidad de la tierra para sostener la vida en términos generales no se verá trascendentalmente vulnerada por los alegados efectos del accionar humano en la tierra, pues hasta la actualidad los más escándalosos escenarios planteados por científicos muestran variaciones de los niveles oceánicos por encima de los 6 metros. Este punto, en particular, puede caer en controversia ya que la tasa de extinción de especie en el planeta ha resultado ser excesivamente elevada en relación a la media de las demás épocas de las eras geológicas terrestres, sin embargo esto no ha ocurrido por cambios drásticos en las condiciones atmosféricas, oceanográficas o geológicas de la tierra, sino por la destrucción de los hábitats de la fauna y flora terrícolas por la urbanización humana. En resumen, los hombres están exterminando estas especies y no han sido los cambios en las capas atmosféricas , oceanográficas y geológicas del planeta los responsables de ello.

En definitiva, lo que se está sucediendo en la Tierra no afectará de manera significativa su capacidad para retener a los humanos y a las demás especies de animales u plantas , pues los cambios no cambiaran peligrosamente la proporción de los bioelementos almacenados en cada una de las capas terrestres tal y como han ocasionado anteriores eventos de amplio y efectivo conflicto terrestre. Los humanos, por otro lado, sí podrían estar autodestruyendo su hábitat con acciones que potencialmente podrían elevar de manera mínima las temperaturas de los océanos y la atmosfera.

La tierra no peligra, pero sí toda la humanidad. La Tierra, probablemente, retendrá su capacidad de albergar vida durante cientos de millones de años y una indicación que contradiga esto, con un enfoque puramente antropogénico, solo puede considerarse como un atentado ignorante de arrogancia por parte del hombre contra una “entidad” que ha sobrevivido cuatro mil quinientos millones de años de adversidades aún mayores que la industrialización de la sociedad humana.

Ha llegado el tiempo para que las organizaciones ecologistas cambien sus “eslóganes” y dejen de preguntarle a los gobernantes del mundo sí están en la dispuestos a salvar a todo el planeta, pues este no peligra realmente. En cambio ya sí es hora de que estos empiecen a preguntarles si desean salvar a los miles de millones de hombres que viven en zonas costeras y si están en la disposición de salvar a toda la humanidad!

Foto John Blackford

El Petróleo segurá aumentando: ¿Cómo enfrentar la crisis?

Por Iván Salcedo.

Foto Corbis

Hace algo más de un lustro, entre los años 2002 y 2003, muchos aseguraron que el incremento suscitado en la demanda petrolera era circunstancial y que este probablemente iba a ser corregido por una mayor oferta en los años subsecuentes. Estos, analistas y funcionarios de empresas petroleras, se amparaban en la posibilidad de que los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) aumentaran su cuota de producción, algo que acotenció, pero que no pudo ser capaz de irrumpir la vigente tendencia positiva.

Este escepticismo se mantuvo, increiblemente, hasta finales del 2005 cuando el petróleo alcanzaba los US$60 dólares por barril. En esa coyuntura varios analistas de Wall Street señalaban que el crudo había alcanzado su punto máximo tras la crisis del Huracán Katrina y que probablemente se mantendría por debajo de los US$50 dólares de barril llegandose a sugerirla posibilidad de un precio inferior por debajo a los US$45 dólares por barril.

Evidentemente eso no se sucedió de tal manera. Así mismo fueron derrotadas decenas de predicciones que se hacían “oportunamente” después de alcanzarse un nuevo hito en los precios de esta comodidad. No hace mucho que se señalaba lo improbable de un petróleo por encima de los US$100 dólares por barril y hoy, unos meses después de haberse previsto esto, las economías mundiales compran el petroleo a US$145 dólares por barril.

Parece increible y muchos al escucharlo tienden a no reconocer lo que verdaderamente acontece y las repercuciones que esto implica para sus vidas. Lamentablemente es una realidad tangible e ineludible para todas las economías del globo: el petróleo se compra actualmente a US$145 dólares por barril.

Leer el resto de esta entrada »

11 de Julio: Día Mundial de la Población

El Día de la Población Mundial es un evento anual, celebrado los 11 de Julio de cada año, cuyo objetivo es concientizar acerca de las diversas problemáticas que enfrente la población humana en el mundo. El evento fue establecido formalemente por el Consejo Gobernante del Programa de  las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en 1989.

El establecimiento de esta fecha estuvo inspirada por la rotura del hito de 5 mil millones de personas estimada para el día 11 de Julio de 1987 y celebrado mundialmente como el “Día de los Cinco Mil Millones”.

Para Julio del 2008, el Bureau de Censos de los Estados Unidos (USCB) estima la población en 6,706,992,932 personas. Pueden visitar el “Reloj Poblacional” de esta instancia siguiendo este enlace: Reloj Población Mundial.

Foto Baonguyen

Tecnología Ecológica: Conciencia para la evaluación de su viabilidad por parte de los dominicanos

Por Cervantes Hernández.

La tecnología va avanzando haciendo que las máquinas sean más eficientes por el mismo costo. Irónicamente, en la mayoría de los casos, estos avances son implementados en equipos que debido a su tamaño o potencia mantienen la eficiencia relativa promedio en el mismo nivel o más bajo. Esto se traduce en mayor consumo de recursos naturales, productos no reciclables con corta vida de uso y pocas opciones en el mercado que sean ambientalmente y económicamente amigables.

Sin embargo la demanda por “tecnología ecológica” es cada vez mayor, y esto es gracias a una renovada y creciente conciencia ecológica. Un mayor número de personas está viendo más allá de la propaganda, dejando el consumismo a un lado para evaluar la viabilidad de diferentes tecnologías. Este nivel de conciencia les permite observar qué tecnologías deben superarse, adoptarse, mejorarse o ignorarse en pro de mejorar su calidad de vida causando el menor impacto posible al medio ambiente.

Lamentablemente, este no es el caso general. Como plantea el informe del Departamento de Desarrollo Humano del PNUD para la República Dominicana de junio del 2008, “a nivel político no existe aún una real comprensión de la importancia de la sostenibilidad ambiental como base de la vida y de la economía dominicana.” y esto lo extiendo al resto de la población. Sin embargo, existen prácticas que se podrían aplicar para ayudar a alcanzar este nivel de conciencia en la población y quizás aumentar la demanda de tecnologías ecológicas en las República Dominicana.

Leer el resto de esta entrada »